Reflexiones

A la manera de DiosDestacado

Conversaba con una joven acerca de su vida personal y de sus decisiones y entre toda aquella conversación, de esas que te rejuvenecen el espíritu, escuche las siguientes palabras:  “A la manera de Dios”.  Y me tomé varios días, en lo que mi mente analizaba e interiorizaba aquellas palabras tan ciertas.  

Jocosamente, en el proceso vino a mi mente aquella famosa canción interpretada por el cantante Vicente Fernández (como bien algunos recordarán, particularmente la generación antes de la mía) donde la frase más sobresaliente es “a mi manera”. Eso es lo único que recordaba y entonces me di a  la tarea de buscar la letra y sobresalen algunas palabras como: “Amé, reí, perdí, lloré… a mi manera” cita la famosa canción.  A medida que hacía comparaciones entre ésta canción y lo que establece la Palabra de Dios para mí, me encontré en una disyuntiva:  ¿Habré sido yo “estos dos” alguna vez? o ¿a veces sigo siendo de “estos dos”?

Continuar leyendo…
Reflexiones

El Querer como el HacerDestacado

Hoy conversaba con una joven de nuestro Grupo Pequeño acerca de lo que es el compromiso. Me tomé un momento y decidí reflexionar en esa palabra. Entre varias definiciones, me llamó mas la atención la siguiente:

«El valor del compromiso es uno intangible que nos debe permitir dar lo mejor de cada uno de nosotros sin necesidad de que nadie nos lo solicite. Hablamos de un valor, y no de una estrategia. Queremos apelar a una forma de ser, y no a un estar por conveniencia.»

Continuar leyendo…
Reflexiones

En Paz Me AcostaréDestacado

A veces tenemos tantas cosas en nuestra mente: casa, hijos, matrimonio, trabajo, familia, amigos, iglesia, ministerio, finanzas, salud y cuantas cosas más. Aquí me encuentro a las 3:02am pensando en las mil y una razones por las cuales puedo decir: ¡Hasta aquí, me cansé! Puedo escribir un «rant» de todo lo que me agobia, de todo lo que me cansa o de las cosas que me desilusionan y nunca acabar.

Continuar leyendo…
Reflexiones

Los Pronósticos son de Cierre

Un amigo de mi esposo, Ivan Serrano Ventura, escribe un mensaje en nuestras redes sociales diciendo: “Mientras los pronósticos son de cierre y clausura; nace una nueva ¡casa de Adoración!”

….Sentada en mi escritorio, observé una y otra vez el logo que dice: “Salt&Light Christian Church” y escuchaba a mi alrededor los sonidos de mi diario vivir. Alguien que me llama “mami” por 58va vez en el día, las tareas regulares de la casa, las cestas de ropa que se llenan sin compasión, la alacena de alimentos de la cual tengo que asegurarme esté surtida para llenar cinco boquitas. Pienso en mi rol de madre, de esposa, de hija, porque me gusta dedicarle tiempo a mis padres (es cuestión de honra), el cuidado de Kevin, pienso en que las clases ya van a comenzar de una forma completamente diferente y va a acaparar de mí mucho más que cualquier otro año escolar. Me pregunto si estoy segura de tomar clases para terminar mi maestría y al final pienso: ¿Lissette, estás segura de lo que estás haciendo? ¿Te vas a lanzar a abrir una nueva obra en medio de la pandemia? ¿Estás segura? Y con toda mi mente dije: ¡NO! Pero aún con todos los nervios, los temores, las inseguridades, lo desconocido… yo decido creerle a Dios y a su llamado para nuestras vidas.

Continuar leyendo…
Close